ABR
13

RESEÑA COLOR CARNE

Autora:Desireé Bela-Lobedde Ilustradora: Lydia Mba Editorial: Penguin Kids P.V.P: 16.95€ ISBN: 9788418817014 A partir de 5 años
RESEÑA COLOR CARNE

Aquí estamos de nuevo para hablar de un libro que aclara algunas cosas de la vida. Seguro que habéis utilizado lápices de colores, ceras o rotuladores. A mi me gustaban más las ceras. Los rotuladores se secan pronto. Los lápices de colores hay que sacarles punta muy a menudo. Para mi las ceras son perfectas, redonditas y pequeñas. Van bien en cualquier estuche. Ahora os voy a hacer otra pregunta¿Teneis preferencia por algún color en especial? ¿Cual es vuestro color favorito? ¿El verde quizás? ¿El amarillo pollito? ¿El rojo pimiento? A mi me encanta el azul en todas sus gamas ¿Que os parece el color carne? ¿Cómooooo? ¿Notais algo raro? ¿COLOR CARNE? ¿Qué color es ese? ¿La carne de quién? Vamos a hablar un poquito en este cuento de este Color Carne.

En la fábrica de los colores, todos los colores están nerviosos preparándose para el primer día de colegio. Les han dicho que su trabajo es muy importante para ayudar a representar la realidad. 

Color azul pintará cielos claros, mares y ríos. También la falda de tú madre, la camisa de tú padre y la chaqueta de tú hermana.

Color verde pintará la hierba y los árboles.También las hojas de las plantas, tú mochila y el kiwi del desayuno.

Color amarillo sueña con pintar soles radiantes. También girasoles, melocotones y melones amarillos.

Ya están metidos en una caja y en medio de un aula. Ellos saben que allí hay niños y niñas que los usarán para jugar, para aprender a dibujar el mundo. Sin embargo, ese día a los colores les preocupan otras cosas: que les saquen mucha punta, que se pierdan...¡O que les muerdan! ¡Eso es lo peor! ¡Los mordisquitos en la parte superior!

Cuando llegan al colegio los niños y las niñas se sientan y ponen sus manos sobre la mesa ¡Todas las manos son distintas!

Cuando llega la maestra les pregunta por las vacaciones y les propone dibujar donde han estado y dibujar a sus familias. 

Todos los colores se pelean por estar en primera fila en la caja, porque quieren ser escogidos. El único que no se mueve es Color Carne: él está seguro de que lo cogerán porque hay que pintar familias. Kumiko dice que pintará a su hermana. Color Carne está emocionado pero para su sorpresa escoge otro color. Después se acerca  Ibrahim a la caja de colores. Parece que al fin, alguien va a pintar con el color carne. Pero para su sorpresa,  tampoco le escoge. Color Carne está triste porque sigue sin poder colorear. No entiende nada. ¿No se supone que él debe pintar el color carne?

Entonces aparece Oliver y lo elige para pintar a su mamá, su papá y sus dos hermanas. Color Carne se pone feliz por poder colorear a la familia del pequeño. 

Pero sigue pensativo: el mundo no es cómo le habían contado. Cuando la maestra cuelga los dibujos de las familias, toda la clase se sienta en círculo y ......¡Sorpresa!  ¿Que ha pasado? ¿Cual será el COLOR CARNE? ¿Lo sabéis ya?

Como dice la autora: " Si tú no te hubieras atrevido a abrir este libro, nada habría pasado. Cuando lo cierres, habrás cambiado. Verás más cosas, soñarás más grande" Porque leer es crecer pero también resistirse a dormirse.