Blog

SEP
02

RESEÑA INFANTIL PADDINGTON

Autor: BOND, MICHAEL • Ilustrador: ALLEY, ROBERT • ISBN: 978-84-122450-9-7 • Editorial: LATA DE SAL • P.V.P: 15.50€ • A partir de 6 años
RESEÑA INFANTIL PADDINGTON

Hola niñas y niños hoy os voy a recomendar un libro con un personaje protagonista muy entrañable. Es un animal con mucho pelo, puede llegar a pesar muchos kilos, le encanta la miel... Ya sabéis de qué animal se trata? Pues de un oso, pero no de uno cualquiera, se trata de Paddington. Un oso muy famoso  porque siempre se mete en problemas pero al final todo sale bien.  Michael Bond, el escritor, le regaló a su esposa un simpático oso de peluche para Navidad. Viéndole cada día en su sofá, comenzó a imaginar historias, aventuras y trastadas para ese osito tan gracioso. Lo primero y más importante era ponerle nombre. Peluchito, Osito, Osete, Peluchete.....Tampoco penseis que le diera muchas vueltas a la cabeza, vivía en Londres, cerca de la estación de tren de Paddington..... ¡Asi que ya estaba el nombre resuelto! Después había que buscar un lugar de nacimiento para el osito, ahí sí que se fue lejos, a Perú.  Michael Bond descubrió que en Perú había una especie particular de osos y, al no saber mucho del país, lo imaginó como "un lugar desconocido, misterioso, donde probablemente no había mucha gente". Paddington, el oso del Perú. El escritor ya podía comenzar a escribir sus aventuras. 

Así es cómo los Brown estaban esperando a que llegara su hija mayor Judy que volvía de la escuela para pasar las vacaciones en casa. Estaban en una estación de tren, ¿os imaginaìs cual era verdad? Paddington por supuesto. El Sr. Brown vió algo pequeño y peludo al lado de unas maletas. Al principio no podían creer que un oso con maleta y sombrero estuviera abandonado en una estación de tren. Se acercaron y el oso un poco sorprendido les preguntó- ¿Puedo hacer algo por ustedes?- Los Brown, de hecho, iban a preguntarle a  Paddington exactamente lo mismo. El oso miró a su alrededor antes de contestar. - Soy del recóndito Perú. Se supone que no deberia estar aqui. Soy un polizón-  dijo Paddington ¡Este osito no había comprado tickets niñ@s! ¡Se había colado sin pagar! Esto no está muy bien ¡Veremos porqué no pagó! ¡No hay que juzgar antes de tiempo!

A la Sra. Brown lo único que le preocupó fue que había comido el osito durante todo el trayecto desde Sudamérica hasta Europa. Paddington dijo- Comía mermelada. A los osos nos encanta la mermelada- Cuando se acercó con más detenimiento la Sra. Brown pudo leer la etiqueta que le colgaba del cuello. Decía simplemente: POR FAVOR, CUIDE DE ESTE OSO. GRACIAS. 

-Oh, Henry!- exclamó la señora Brown- ¡No podemos dejarlo aquí solo! Quién sabe lo que podría pasarle. Debería venir a casa y quedarse con nosotros.

-¿Quedarse con nosotros?- repitió nervioso el señor Brown.

Bajo la mirada hacia el oso. 

¿Vosotr@s creeis que se irá a casa de los Brown? A la señora Brown ya le había robado el corazón ese pequeño oso. ¿Qué dirá el señor Brown? ¿Meteriais a un oso en vuestra casa? ¿Compartíriais vuestra habitación con un desconocido? Si quereís saber el desenlace .... sólo teneìs que LEER, LEER Y LEER.

Volver a noticias